A pesar de que la anestesia de flujo bajo y mínimo ofrezca muchas ventajas, su adopción exitosa ha sido costosa por la falta de métodos de fácil aplicación que orienten a los anestesistas respecto al uso eficiente de gases volátiles. Esto cambiará ahora tras el gran avance en el SW de monitorización de gas que permite medir el verdadero consumo del agente anestésico frente a la absorción por parte del paciente.  Articulo de flujos bajos en anestesia

 MAQUINA DE ANESTESIA MARCA DRAGER MODELO PRIMUS